Perú es plaza favorable para fusiones de empresas


El abogado se convierte en facilitador de estas operaciones, señalan
Los estudios jurídicos requieren de expertos para intervenir
El Perú constituye en la región un escenario favorable para las fusiones y adquisiciones de empresas por la tasa de crecimiento y situación económica que experimenta.
Al respecto, el especialista en la materia José Delmar indicó que estas operaciones comerciales dependen del desarrollo de la economía y del mercado, y la tasa de crecimiento que el país tiene no se observa en otros lugares.
Por ende, sostuvo que mientras las condiciones económicas se mantengan como están, las fusiones y adquisiciones de empresas se mantendrán o inclusive aumentarán en el Perú, más aún si existen varios agentes económicos que buscan ingresar al mercado nacional para aprovechar la ola de crecimiento que observan en el país.

Objetivos

A su juicio, las fusiones y adquisiciones de empresas se producen siempre por una razón económica. “Nadie vende o compra una empresa solamente por hacer la transacción, siempre hay un trasfondo, ya sea búsqueda de eficiencia, obtención de mayor conocimiento del mercado o especialización, o generación de sinergias que permitan maximizar los resultados”, detalló.
Además, refirió que el crecimiento de la economía genera que las empresas crezcan, busquen ser más eficientes y, por lo tanto, traten de mejorar sus ciclos de actividades, lo cual retroalimenta el crecimiento.
“Así, se observan adquisiciones íntegras de empresas, con toma de control total, pero generalmente con una participación pequeña que queda en manos de los accionistas familiares que buscan maximizar la proyección de su crecimiento a siete u ocho años, para después retirarse con su parte que adquiere mucho mayor valor”, explicó.

Participación de los abogados

Frente a este panorama, Delmar considera que los abogados se convierten en facilitadores de las fusiones y adquisiciones de empresas.
“Si, por ejemplo, estamos de lado de una empresa que se quiere vender, lo primero que hacemos siempre es conocerla, pues se trata de ayudar al cliente a que su precio sea el mejor posible, para que cuando se siente frente a alguien que la quiera comprar la transacción fluya de manera sencilla”, detalló.
En cambio, si se está de lado de quien quiere comprar, sostuvo que se debe conocer perfectamente la empresa a adquirir, para evitar después posibles contingencias.
“En ambos casos, la operación implica un proceso difícil que consume muchos recursos y tiempo”, precisó el experto.
Por tanto, cree que los estudios de abogados que anhelan participar en este tipo de operaciones necesitan tener un equipo entrenado que pueda intervenir en cada una de las etapas de estas transacciones.

Etapas de la operación

A juicio de Delmar, en los procesos de fusión y adquisición de empresas existe un primer acuerdo de entendimiento entre comprador y vendedor, por el cual se establece un plazo de dos o tres meses para efectuar el análisis de la situación legal de la empresa materia de la operación que, por ejemplo, implica una evaluación en temas laborales, tributarios y contractuales.
“A continuación, se pasa a la etapa de suscripción de los contratos para lo cual se necesitan profesionales con experiencia y que sepan qué hacer si surge una controversia y cómo resolverla”, explicó.
Considera que para este tipo de operaciones se requiere abogados negociantes con capacidad de entender números y sensibilidad para cerrar la transacción.
Diario El Peruano (17/03/2013)

0 Comentarios para "Perú es plaza favorable para fusiones de empresas"

Publicar un comentario en la entrada

La Tributación en el Perú se rige por los principios de reserva de la ley, el de igualdad, respeto de los derechos fundamentales de la persona y la no confiscatoriedad.
La reserva de ley consiste en señalar, que sólo por ley se pueden crear, regular, modificar y extinguir tributos; así como designar los sujetos, el hecho imponible, la base imponible, la tasa etc.
El principio de igualdad, consiste en dar el mismo trato legal y administrativo a los contribuyentes que tienen similar capacidad contributiva.
El respeto a los derechos fundamentales, es un límite al ejercicio de la potestad tributaria para que esta sea legítima.
La no confiscatoriedad, consiste en no exceder la capacidad contributiva del contribuyente, es decir que defiende el derecho de propiedad, ya que no se puede utilizar la tributación para apropiarse indirectamente de los bienes del contribuyente.
Powered by Blogger